Text Size

EL AÑO DEL SISTEMA SOLAR
11.25.11
 
Nanosatelite O/OREOS

Un ingeniero mecánico de la NASA prueba un primer prototipo del O/OREOS. Imágenes de la NASA
›  Ver imagen ampliada

Con el fin de dar inicio a la gran cantidad de misiones espaciales, la NASA anunció que este año es el "Año del Sistema Solar" (The Year of the Solar System o YSS, por sus siglas en inglés).

"Durante el YSS, se triplicará la cantidad [usual] de lanzamientos, de sobrevuelos y de inserciones orbitales", dice Jim Green, quien es el Director de Ciencia Planetaria en las oficinas centrales de la NASA. "Esto es algo sin precedentes en la historia de la Era Espacial".

Naturalmente, nos referimos a un año marciano.

"Estos sucesos se desarrollarán en los siguientes 23 meses, que es la duración del año en el Planeta Rojo", explica Green. "La historia recordará al período que comprende desde el mes de octubre del año 2010 hasta el mes de agosto del año 2012 como una era dorada para la exploración planetaria".

Todo se inició a finales del mes de octubre de 2010 con una visita al cometa Hartley 2. Más tarde, en noviembre, los astrobiólogos de la NASA lanzaron a O/OREOS, un satélite que tiene el tamaño de una caja de zapatos y que está diseñado con el fin de poner a prueba la durabilidad de la vida en el espacio. O/OREOS, sigla que en idioma inglés significa Organism/ORganic Exposure to Orbital Stresses o Exposición de Organismos y de Materia Orgánica al Estrés Orbital, en idioma español, expondrá un conjunto de moléculas orgánicas y de microbios a la radiación solar y cósmica. ¿Podría el espacio sideral ser un hábitat natural para estos "micronautas"? O/OREOS podría darnos algunas respuestas. Además hay un bono: el mismo cohete que transportó a O/OREOS a la órbita llevó consigo una vela solar experimental. La NanoSail–D (NanoVela–D, en idioma español) se desplegó en la órbita terrestre y girará en torno a nuestro planeta durante varios meses. Ocasionalmente, la vela ha capturado un rayo solar y lo redirigido inofensivamente hacia la superficie, donde quienes observen el cielo podrán ver los primeros "destellos de una vela solar" de la historia.

"Respire profundo", dice Green, "¡pues todo esto ocurrirá en los primeros tres meses del YSS!"

La acción continuó en el año 2011, cuando Stardust NExT se encuentre con el cometa Tempel 1 (el 14 de febrero), cuando la nave MESSENGER (Mensajero, en idioma español) entre en órbita alrededor de Mercurio (el 18 de marzo) y cuando Dawn (Amanecer) inició su acercamiento al asteroide Vesta (en mayo).

"Dawn podrá observar a Vesta durante un mes entero, incluso más claramente de lo que puede hacerlo el telescopio espacial Hubble", se maravilla Green. "La única forma de mejorar eso sería entrar en órbita".

Vesta

La imagen compuesta muestra el tamaño comparado de nueve asteroides. Hasta ahora, Lutetia, con un diámetro de 130 kilómetros (81 millas), era el asteroide más grande que haya visitado una nave espacial durante un paso cercano. El asteroide Vesta, con un diámetro de aproximadamente 530 kilómetros (330 millas), hace que los otros cuerpos de esta imagen parezcan minúsculos. Imágenes de la NASA
›  Ver imagen ampliada

Y eso es exactamente lo que hiso Dawn en julio de 2011: se insertó en órbita alrededor del segundo cuerpo más masivo del cinturón de asteroides para realizar un estudio completo, que tendrá una duración de un año. Aunque Vesta no está clasificado como un planeta, es un mundo alienígena hecho y derecho, y se espera que lo que revelen las cámaras de Dawn deje perplejos a los investigadores.

Después, continuamos con el lanzamiento de la nave espacial Juno hacia Júpiter (en agosto), con el lanzamiento de GRAIL (Gravity Recovery and Interior Laboratory o Laboratorio Interior y de Recuperación de Gravedad, en idioma español), cuya misión es construir un mapa del campo gravitacional de la Luna (en septiembre) y con el lanzamiento hacia Marte de un laboratorio científico móvil llamado "Curiosity" (Curiosidad, en idioma español), en el mes de noviembre.

"La segunda mitad de 2011 tendrá tanta actividad como la que tuvieron algunas décadas anteriores de la Era Espacial", dice Green.

Incluso después de eso, el YSS se extenderá por varios meses más todavía.

El año 2012 se iniciará con el primer maratón marciano, y el competidor estrella será el vehículo de exploración marciano Opportunity (Oportunidad, en idioma español). El tenaz explorador robot está rodando hacia el corazón del cráter Endeavour, una cuenca de impacto del tamaño de una ciudad, localizada a alrededor de 19,3 kilómetros (12 millas) del lugar original donde se posó Opportunity.

"Opportunity ya está sintiendo la influencia del cráter", dice Green. "El suelo que está debajo de las ruedas del explorador se está inclinando suavemente hacia su destino –lo cual es, sin duda, una sensación bienvenida para todo aquel que corra un maratón".

A mediados de 2011, Opportunity llegó a la orilla de Endeavour y miró por encima del borde hacia el corazón de Marte. Esto lo hiso de una manera en la que ningún otro explorador lo ha hecho. Lo único más asombroso que la vista es el mismo explorador, el cual fue originalmente diseñado para viajar no más de 1 kilómetro (0,6 millas); ahora, la parada de Opportunity en el cráter Endeavour lo colocará a apenas algunos kilómetros de terminar un épico recorrido al estilo griego con el cual los atletas en la Tierra sólo pueden soñar.

Concepto artistico del rover Curiosity

Este concepto artístico presenta el vehículo rover Curiosity, el Laboratorio de Ciencias Marcianas de la NASA, un robot móvil para investigar la posibilidad pasada o presente de albergar vida microbiana. Imágenes de la NASA
› Ver imagen ampliada

Mientras tanto, a medio camino del sistema solar, Dawn estará encendiendo sus motores de iones y preparándose para dejar Vesta. Por primera vez en la historia de la exploración espacial, una nave espacial que orbita un mundo alienígena saldrá de órbita y se dirigirá hacia otro destino. El próximo objetivo de Dawn es el planeta enano Ceres, casi completamente esférico y rico en hielo de agua, y que se encuentra completamente inexplorado.

El Año del Sistema Solar concluirá en agosto de 2012 cuando Curiosity se pose en Marte. Este laboratorio científico móvil, impulsado por energía nuclear, surcará las rojizas arenas del planeta oliendo el aire en busca de metano (una posible señal de vida), y analizando rocas y suelo, con el fin de hallar moléculas orgánicas. Se espera que los avanzados sensores de Curiosity y su movilidad sin precedentes den inicio a un nuevo capítulo en la exploración del Planeta Rojo.

"De manera que el final", dice Green, "será tan sólo el comienzo. Estas misiones nos mantendrán ocupados mucho después de que el Año del Sistema Solar sea historia."

Descubre estos mundos a través de actividades destacando un Nuevo tópico cada mes. Visite la página web del YSS al http://solarsystem.nasa.gov/yss.
 
 

Adaptado de: http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/07oct_yss