Text Size

La ciencia de la nanotecnología puede llevar a mejoras drásticas en la exploración del espacio
01.09.12
 
Nanotubos

Esta imagen muestra nanotubos con silicio alrededor de ellos. Imágenes de la NASA

Cuando se trata del próximo "paso gigantesco" en lo que a la exploración del espacio se refiere, la NASA va de a poco, muy de a poco.

En los laboratorios de todo el país, la NASA brinda apoyo a la floreciente ciencia de la nanotecnología. La idea básica es aprender a manipular la materia a escala atómica, para poder controlar los átomos y las moléculas individuales lo suficientemente bien como para diseñar maquinarias del tamaño de una molécula, electrónica avanzada y materiales "inteligentes".

Si los visionarios tienen razón, la nanotecnología puede permitir que se creen robots que puedes sostener en la punta de los dedos, trajes espaciales auto curativos y otros dispositivos fantásticos. Algunas de esas cosas pueden tardar más de 20 años en desarrollarse por completo: otras toman forma en el laboratorio en la actualidad.

Pensar en pequeño

El solo hecho de hacer las cosas más pequeñas tiene sus ventajas. Imagínate, por ejemplo, si los rovers de Marte Spirit y Opportunity podrían haber sido tan pequeños como un escarabajo y circular entre las rocas y grava, sacando muestras de minerales y buscando pistas sobre la historia del agua en Marte. Cientos o miles de estos diminutos robots podrían haber sido enviados en la misma cápsula que llevaba dos rovers del tamaño de un escritorio cada uno, lo que hubiera permitido a los científicos explorar mucho más de la superficie del planeta y aumentando las posibilidades de encontrar una bacteria marciana fosilizada.

Sin embargo, la nanotecnología es más que achicar cosas. Cuando los científicos pueden ordenar y estructurar la materia a nivel molecular, muchas veces surgen nuevas propiedades sorprendentes.

Un ejemplo excelente es el niño mimado del mundo de la nanotecnología: el nanotubo de carbono. El carbono se encuentra en la naturaleza como grafito (el material suave y negro que se utiliza en las minas de los lápices) y como diamante. La única diferencia entre ambos es la disposición de los átomos de carbono. Cuando los científicos disponen los mismos átomos de carbono en un ordenamiento tipo alambrera y los enrollan en tubos minúsculos a 10 átomos de distancia; los "nanotubos" resultantes adquieren algunas características extraordinarias.

Los nanotubos:
  • Poseen 100 veces la fuerza tensora del acero con tan sólo un sexto de su peso.
  • Son 40 veces más fuertes que las fibras de grafito.
  • Conducen la electricidad mejor que el cobre.
  • Pueden ser conductores o semiconductores (como los chips de las computadoras), dependiendo de la disposición de los átomos.
  • Son excelentes conductores del calor.

Gran parte de la investigación actual sobre nanotecnología en todo el mundo se concentra en los nanotubos. Los científicos propusieron utilizarlos para una amplia gama de aplicaciones: En el cable fuerte y liviano necesario para un ascensor espacial; como cables moleculares para electrónica a nano escala; empotrado en microprocesadores para ayudar a eliminar el calor por sifón y como varillas y dispositivos diminutos en máquinas a nano escala, para nombrar algunos.
 
 

Adaptado de: http://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2005/27jul_nanotech